Proyecto inspirado en joyas de la literatura Universal tal como “Las mil y una noches” que nos brindan historias fantásticas del acervo cultural del medio Oriente. Nuestro montaje teatral “Sherezade y El Reino de Cristal”; nos paseará por varias de las historias que las mil y una noche recopila de ésta cultura milenaria.

Nuestra historia se desarrolla después de la gran marejada que destruyó lo que hoy conocemos como civilización. Producto de la guerra nuclear. Nuestros reinos sobrevivieron porque estaban ubicados en altísimas montañas hasta donde las aguas de los océanos no pudieron llegar. Todas las ciudades y pueblos que hoy conocemos quedaron en el fondo del mar que a su vez se removió tanto que todo lo que se llevó a su paso quedó enterrado.

El reino de Cristal lo llamaban así porque era de hielo y sus habitantes a pesar de las temperaturas no sentían frio, algo había sucedido durante la inundación que transformó la genética de estas personas. Su reina era pequeña pero muy astuta sus hijas parecían mayores que ella, en su reino no faltaba nada, tenían alimento, donde dormir, diversión, pero había un detalle; eran sólo mujeres.

No sabían, que a pocas millas del lugar estaba el reino de Sherezade, una montaña igual, pero calurosa y llena de tierra por todos lados. Ella les contaba historias a sus súbditas hasta que cayeran rendidas de sueño para que no la fastidiaran con el asunto de la comida y el mismo problema que en el otro reino; no había hombres. Luego de dormir a las habitantes del reino de tierra; Sherezade se preguntaba cada día ¿A dónde había ido a parar su gran amor Rachid? Sentía profundamente que no se había ido en la inundación.

Entre los dos reinos se encontraba una pequeña isla, en donde vivía la malvada Cornelia, ella quería acabar con todos los otros dos reinos y para ello mantenía congelados a los sobrevivientes hombres que habían quedado de la inundación. Ella sabía que tarde o temprano podría venderlos como si fueran oro y a cambio convertirse en la Única reina del hemisferio. Sin embargo, el valiente Rachid, nunca cayó en manos de la terrible Cornelia, y después de múltiples tretas y con la ayuda del hada Cocuyo logra liberar a sus compañeros varones y devolverlos a sus respectivos reinos.